Poemas de amor de Federico García Lorca. Poemas románticos de Federico García Lorca
Poesías románticas  de Juan Gelman Poesías románticas de Federico García Lorca   Poesías románticas de Pablo Neruda   Poesías románticas de José Ángel Buesa Poemas de amor de Octavio Paz Poemas románticos de Bécquer Poesías de amor de Juan Ramón Jiménez

Alta va la luna

 

Si tú

 

Poesías románticas  de Jaime Sabines Poemas de amor. Mario Benedetti Poemas de amor. Pedro Salinas Poemas de amor de Miguel Hernández Poemas de amor de Manuel Altolaguirre Poesía de amor de Claudio Rodríguez Poemas de amor de José Ángel Valente Poemas románticos de Dulce María Loynaz

 

Poesías de amor de Federico García Lorca. Antología literaria recitada de Federico García Lorca

Poesías con voz de Lorca. Poesías de amor de Federico García Lorca. Las mejores poesías de amor de Federico García Lorca para escuchar, poeta de Granada de la Generación del 27. Poetas románticos contemporáneos, poesía actual de amor de Federico García Lorca. Poemas para escuchar y oír de Federico García Lorca. Una selección, para escuchar, de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.

 Si desea solicitar algún poema de amor de Lorca escríbenos para que le pongamos voz a sus versos de amor.

 

 

 

Poesías de amor para oír y enamorarse . Poemas para escuchar de Federico García Lorca. Escucha poesías de amor de Lorca. Poemas recitados de Lorca. Poemas románticos para dedicar y enamorar. Escucha los mejores poemas de amor de Lorca. Poemas románticos de Lorca para descubrirte. Poemas y poesías románticas para enamorados del poeta granadino Federico García Lorca. Los mejores poemas de amor de Lorca. Selección de los mejores poemas románticos de Federico García Lorca.

 

La calle de los mudos 

Poema de amor de Federico García Lorca: Limonar

La Lola

Dos lunas de tarde
 

Romance Sonámbulo

 

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca. Escucha los mejores poemas de amor de Lorca. Haz clic en las imágenes.

Primer aniversario

Un brazo de la noche

 

La luna asoma

 

Pequeño vals vienés

 

Idilio

Tu voz

El poeta pide a su amor que le escriba

Murió al amanecer

 

La mujer tendida

 

Preludio. Las alamedas

Preludio

Tres historias del viento

Adelina de Paseo

 

Cuando se abre

 

Alba

 

Limonar.
 

Tengo miedo a perder

 

Amparo

 

Baladilla de los tres ríos
 

Las tres hojas

Casida de las palomas oscuras    

 

 

     

 

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Murió al amanecer. Grabación de 2002

Noche de cuatro lunas
y un solo árbol,
con una sola sombra
y un solo pájaro.

Busco en mi carne las
huellas de tus labios.
El manantial besa al viento
sin tocarlo.

Llevo el No que me diste,
en la palma de la mano,
como un limón de cera
casi blanco.

Noche de cuatro lunas
y un solo árbol,
En la punta de una aguja,
está mi amor ¡girando!

 

Poemas de amor de Federico García Lorca

Escucha la versión del mismo poema del año 2012

Si tú

El cielo se perderá:
muchacha campesina,
bajo el cerezo,
lleno de rojos gritos,
te deseo.

El cielo se borrará...
Si entendieras esto,
al pasar por el árbol
me darías tus besos.

 

Poemas de amor de Federico García Lorca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Romance Sonámbulo

 

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas le están mirando
y ella no puede mirarlas.

     

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera frota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde...?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.

     

Compadre, quiero cambiar
mi caballo por su casa,
mi montura por su espejo,
mi cuchillo por su manta.
Compadre, vengo sangrando,
desde los montes de Cabra.
Si yo pudiera, mocito,
ese trato se cerraba.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
Compadre, quiero morir
decentemente en mi cama.
De acero, si puede ser,
con las sábanas de holanda.
¿No ves la herida que tengo
desde el pecho a la garganta?
Trescientas rosas morenas
lleva tu pechera blanca.
Tu sangre rezuma y huele
alrededor de tu faja.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
Dejadme subir al menos
hasta las altas barandas,
dejadme subir, dejadme,
hasta las verdes barandas.
Barandales de la luna
por donde retumba el agua.

       

Ya suben los dos compadres
hacia las altas barandas.
Dejando un rastro de sangre.
Dejando un rastro de lágrimas.
Temblaban en los tejados
farolillos de hojalata.
Mil panderos de cristal,
herían la madrugada.

         

Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas.
Los dos compadres subieron.
El largo viento, dejaba
en la boca un raro gusto
de hiel, de menta y de albahaca.
¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
¿Dónde está mi niña amarga?
¡Cuántas veces te esperó!
¡Cuántas veces te esperara,
cara fresca, negro pelo,
en esta verde baranda!

       

Sobre el rostro del aljibe
se mecía la gitana.
Verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Un carámbano de luna
la sostiene sobre el agua.
La noche su puso íntima
como una pequeña plaza.
Guardias civiles borrachos,
en la puerta golpeaban.
Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar.
Y el caballo en la montaña.

Poemas de amor de Federico García Lorca

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Alta va la luna

Alta va la luna.

Bajo corre el viento.

 

(Mis largas miradas,

exploran el cielo.)

 

Luna sobre el agua.

Luna bajo el viento.

 

(Mis cortas miradas,

exploran el suelo.)

 

Las voces de dos niñas

venían. Sin esfuerzo,

de la luna del agua,

me fui a la del cielo.

  

Federico García Lorca
 

La calle de los mudos 

 

 

Detrás de las inmóviles vidrieras

las muchachas juegan con sus risas.

 

(En los pianos vacíos,

arañas titiriteras.)

 

Las muchachas hablan de sus novios

agitando sus trenzas apretadas.

 

(Mundo del abanico,

el pañuelo y la mano.)

 

Los galanes replican haciendo

alas y flores con sus capas negras

 

Federico García Lorca
 

 

Un brazo de la noche

 

Un brazo de la noche

entra por mi ventana.

 

Un gran brazo moreno

con pulseras de agua.

 

Sobre un cristal azul

jugaba al río mi alma.

 

Los instantes heridos

por el reloj pasaban.

 

Poema de amor de Federico García Lorca

 

 


 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

La Lola


Bajo el naranjo lava
pañales de algodón.
Tiene verdes los ojos
y violeta la voz.

¡Ay, amor,
bajo el naranjo en flor!

El agua de la acequia
iba llena de sol,
en el olivarito
cantaba un gorrión.

¡Ay, amor,
bajo el naranjo en flor!

Luego, cuando la Lola
gaste todo el jabón,
vendrán los torerillos.

¡Ay, amor,
bajo el naranjo en flor!
 

 

Federico García Lorca

 

Alba

Mi corazón oprimido
Siente junto a la alborada
El dolor de sus amores
Y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
Semilleros de nostalgias
Y la tristeza sin ojos
De la médula del alma.
La gran tumba de la noche
Su negro velo levanta
Para ocultar con el día
La inmensa cumbre estrellada.

¡Qué haré yo sobre estos campos
Cogiendo nidos y ramas
Rodeado de la aurora
Y llena de noche el alma!
¡Qué haré si tienes tus ojos
Muertos a las luces claras
Y no ha de sentir mi carne
El calor de tus miradas!
¿Por qué te perdí por siempre
En aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
Como una estrella apagada.

 

Federico García Lorca

Las tres hojas

 


         1


Debajo de la hoja
de la verbena
tengo a mi amante malo.
¡Jesús, qué pena!


          2


Debajo de la hoja
de la lechuga
tengo a mi amante malo
con calentura.
          3


Debajo de la hoja
del perejil
tengo a mi amante malo
y no puedo ir.
 

Federico García Lorca

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Limonar.
 


 

Limonar.
Momento
de mi sueño.

Limonar.
Nido
de senos
amarillos.

Limonar.
Senos donde maman
las brisas del mar

Limonar.
Naranjal desfallecido,
naranjal moribundo,
naranjal sin sangre.

Limonar.
Tú viste mi amor roto
por el hacha de un gesto.

Limonar,
mi amor niño, mi amor
sin báculo y sin rosa.

Limonar.

 

Poema de amor de Federico García Lorca

Tengo miedo a perder

 

Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua, y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.

 

 

Poema de amor de Federico García Lorca

Idilio

 

Tú querías que yo te dijera
el secreto de la primavera.
Y yo soy para el secreto
lo mismo que es el abeto.
Árbol cuyos mil deditos
señalan mil caminitos.
Nunca te diré, amor mío,
por qué corre lento el río.
Pero pondré en mi voz estancada
el cielo ceniza de tu mirada.
¡Dame vueltas, morenita!
Ten cuidado con mis hojitas.
Dame más vueltas alrededor,
jugando a la noria del amor.
¡Ay! No puedo decirte, aunque quisiera,
el secreto de la primavera.
 

 

Poema de amor de Federico García Lorca

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

El poeta pide a su amor que le escriba

 

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
Ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.
 

 

Federico García Lorca

 

Tu voz

 

Tu voz es sombra de sueño.
Tus palabras
son en el aire dormido
pétalos de rosas blancas.

 

Por tus cabellos dorados,
por tu mirada profunda,
por tu voz nublada y triste
¡rindo mi capa andaluza!

 

Tienen tus ojos la niebla
de las mañanas antiguas;
dulces ojos soñolientos,
preñados de lejanías.

 

Al escucharte se siente
dentro del alma un lejano
rumor de cálida fuente.

 

Federico García Lorca

 

Baladilla de los tres ríos

 

A Salvador Quintero

El río Guadalquivir
va entre naranjos y olivos
Los dos ríos de Granada
bajan de la nieve al trigo.

¡Ay, amor,
que se fue y no vino!

El río Guadalquivir
tiene las barbas granates.
Los dos ríos de Granada
uno llanto y otro sangre.

¡Ay, amor,
que se fue por el aire!

Para los barcos de vela,
Sevilla tiene un camino;
por el agua de Granada
sólo reman los suspiros.

¡Ay, amor,
que se fue y no vino!

Guadalquivir, alta torre
y viento en los naranjales.
Dauro y Genil, torrecillas
muertas sobre los estanques.

¡Ay, amor,
que se fue por el aire!

¡Quién dirá que el agua lleva
un fuego fatuo de gritos!

¡Ay, amor,
que se fue y no vino!

Lleva azahar, lleva olivas,
Andalucía, a tus mares.

¡Ay, amor,
que se fue por el aire!

Federico García Lorca
Poema del cante jondo (1921)

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Amparo

Amparo
¡qué sola estás en tu casa
vestida de blanco!

(Ecuador entre el jazmín
y el nardo).

Oyes los maravillosos
surtidores de tu patio,
y el débil trino amarillo
del canario.

Por la tarde ves temblar
los cipreses con los pájaros,
mientras bordas lentamente
letras sobre el cañamazo.

Amparo,
¡qué sola estás en tu casa,
vestida de blanco!

Amparo,
¡y qué difícil decirte:
yo te amo!

 

 

 

Federico García Lorca

 

Pequeño vals vienés

 

En Viena hay diez muchachas,

un hombro donde solloza la muerte

y un bosque de palomas disecadas.

Hay un fragmento de la mañana

en el museo de la escarcha.

Hay un salón con mil ventanas.

¡Ay, ay, ay, ay!

Toma este vals con la boca cerrada.

 

Este vals, este vals, este vals,

de sí, de muerte y de coñac

que moja su cola en el mar.

 

Te quiero, te quiero, te quiero,

con la butaca y el libro muerto,

por el melancólico pasillo,

en el oscuro desván del lirio,

en nuestra cama de la luna

y en la danza que sueña la tortuga.

¡Ay, ay, ay, ay!

Toma este vals de quebrada cintura.

 

En Viena hay cuatro espejos

donde juegan tu boca y los ecos.

Hay una muerte para piano

que pinta de azul a los muchachos.

Hay mendigos por los tejados.

Hay frescas guirnaldas de llanto.

¡Ay, ay, ay, ay!

Toma este vals que se muere en mis brazos.

 

Porque te quiero, te quiero, amor mío,

en el desván donde juegan los niños,

soñando viejas luces de Hungría

por los rumores de la tarde tibia,

viendo ovejas y lirios de nieve

por el silencio oscuro de tu frente.

¡Ay, ay, ay, ay!

Toma este vals del "Te quiero siempre".

 

En Viena bailaré contigo

con un disfraz que tenga

cabeza de río.

¡Mira qué orilla tengo de jacintos!

Dejaré mi boca entre tus piernas,

mi alma en fotografías y azucenas,

y en las ondas oscuras de tu andar

quiero, amor mío, amor mío, dejar,

violín y sepulcro, las cintas del vals.

Federico García Lorca

 

La mujer tendida

 

Verte desnuda es recordar la Tierra.
La Tierra lisa, limpia de caballos.
La Tierra sin un junco, forma pura
cerrada al porvenir: confín de plata.
Verte desnuda es comprender el ansia
de la lluvia que busca débil talle
o la fiebre del mar de inmenso rostro
sin encontrar la luz de su mejilla.
La sangre sonará por las alcobas
y vendrá con espada fulgurante,
pero tú no sabrás dónde se ocultan
el corazón de sapo o la violeta.
Tu vientre es una lucha de raíces,
tus labios son un alba sin contorno,
bajo las rosas tibias de la cama
los muertos gimen esperando turno.

 

Federico García Lorca

 

Primer aniversario
 

 

La niña va por mi frente


¡Oh, qué antiguo sentimiento!

¿De qué me sirve, pregunto,
la tinta, el papel y el verso?

Carne tuya me parece,
rojo lirio, junco fresco.


Morena de luna llena.
¿Qué quieres de mi deseo?

 

 

Poema romántico de Federico García Lorca

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Casida de las palomas oscuras


Por las ramas del laurel
van dos palomas oscuras.
La una era el sol,
la otra la luna.
"Vecinitas", les dije,
"¿dónde está mi sepultura?"
"En mi cola", dijo el sol.
"En mi garganta", dijo la luna.
Y yo que estaba caminando
con la tierra por la cintura
vi dos águilas de nieve
y una muchacha desnuda.
La una era la otra
y la muchacha era ninguna.
"Aguilitas", les dije,
"¿dónde está mi sepultura?"
"En mi cola", dijo el sol.
"En mi garganta", dijo la luna.
Por las ramas del laurel
vi dos palomas desnudas.
La una era la otra
y las dos eran ninguna.

 

Poema de amor de Federico García Lorca

 

Adelina de Paseo

 

La mar no tiene naranjas.
ni Sevilla tiene amor.
Morena, qué luz de fuego.
Préstame tu quitasol.

Me pondrá la cara verde,
—zumo de lima y limón—,
tus palabras, —pececillos—
nadarán alrededor.

La mar no tiene naranjas.
Ay, amor.
¡Ni Sevilla tiene amor!

 

Poema de amor de Federico García Lorca

Preludio

Sobre el cielo verde,
un lucero verde,
¿qué ha de hacer, amor,
¡ay!... sino perderse?

Las torres fundidas
con la niebla fría,
¿cómo han de mirarnos
con sus ventanitas?

Cien luceros verdes
sobre un cielo verde,
no ven a cien torres
blancas, en la nieve.

Y esta angustia mía
para hacerla viva,
he de decorarla
con rojas sonrisas.


 

Poema romántico de Federico  García Lorca

Dos lunas de tarde
 

La luna está muerta, muerta;
pero resucita en la primavera.

  Cuando en la frente de los chopos
se rice el viento del sur.

  Cuando den nuestros corazones
su cosecha de suspiros.

  Cuando se pongan los tejados
sus sombreritos de yerba.

  La luna está muerta, muerta;
pero resucita en la primavera.

 

Poesía romántica de Federico García Lorca


 

 

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Tres historias del viento

 

I

El viento venía rojo
por el collado encendido
y se ha puesto verde, verde
por el río.
Luego se pondrá violeta,
amarillo y...
Será sobre los sembrados
un arco iris tendido.


II

Viento estancado.
Arriba el sol.
Abajo
las algas temblorosas
de los álamos.
Y mi corazón
temblando.

Viento estancado
a las cinco de la tarde.
Sin pájaros.


III

La brisa
es ondulada
como los cabellos
de algunas muchachas.
Como los marecitos
de algunas viejas tablas.
La brisa
brota como el agua
y se derrama,
como un bálsamo blanco,
por las cañadas,
y se desmaya
al chocar con lo duro
de la montaña.


 



Poema romántico de Federico  García Lorca

 

Preludio. Las alamedas


 

Las alamedas se van,
pero dejan su reflejo.

Las alamedas se van,
pero nos dejan el viento.

El viento está amortajado
a lo largo bajo el cielo.

Pero ha dejado flotando
Sobre los ríos sus ecos.

El mondo de las luciérnagas
ha invadido mis recuerdos.

Y un corazón diminuto
me va brotando en los dedos




 

Poema romántico de Federico  García Lorca

 

La luna asoma
 

 

Cuando sale la luna
se pierden las campanas
y aparecen las sendas
impenetrables.
  Cuando sale la luna,
el mar cubre la tierra
y el corazón se siente
isla en el infinito.
  Nadie come naranjas
bajo la luna llena.
Es preciso comer
fruta verde y helada.
  Cuando sale la luna
de cien rostros iguales,
la moneda de plata
solloza en el bolsillo.


 

Poema romántico de Federico García Lorca

 

        Cuando se abre en la mañana


Cuando se abre en la mañana
roja como sangre está;
el rocío no la toca
porque se teme quemar.
Abierta en el mediodía
es dura como el coral,
el sol se asoma a los vidrios
para verla relumbrar.
Cuando en las ramas empiezan
los pájaros a cantar
y se desmaya la tarde
en las violetas del mar,
se pone blanca, con blanco
de una mejilla de sal;
y cuando toca la noche
blanco cuerno de metal
y las estrellas avanzan
mientras los aires se van,
en la raya de lo oscuro
se comienza a deshojar.

 

Poema de amor de Federico García Lorca

 

 

 

Selección de los mejores poemas de amor de Federico García Lorca.  Escucha los mejores poemas de amor de Lorca

Alta va la luna

Un brazo de la noche

 

La calle de los mudos 

 

Pequeño vals vienés

 

Idilio

Tu voz

El poeta pide a su amor que le escriba

Murió al amanecer

 

Si tú

 

Preludio

Tres historias del viento

Romance Sonámbulo

 

 

La mujer tendida

 

La Lola

 

Alba

 

Limonar.
 

Tengo miedo a perder

 

Amparo

 

Baladilla de los tres ríos
 

Las tres hojas

Casida de las palomas oscuras Cuando se abre

Preludio. Las alamedas

 

Adelina de Paseo

Primer aniversario
 

Dos lunas de tarde
 

La luna asoma
 

Federico  García Lorca Federico  García Lorca Federico  García Lorca

 

Escena Digital Producciones

Producciones para radio, televisión y productoras publicitarias         

Dirección General: Jesús Ángel Morato. Teléfono : + 34 666 93 18 29     Administración: Luisa Prado. Teléfono : + 34 670 90 95 51 Estudios  de grabación en Madrid, Barcelona, Alicante, Málaga, Zamora, Lugo, , Marbella, Sevilla, Cádiz, Ciudad Real, Segovia, Girona, Gijón  (España) y  Londres (Inglaterra) 

 

Poesías románticas  de Jaime Sabines Poemas de amor. Mario Benedetti Poemas de amor. Pedro Salinas Poemas de amor de Miguel Hernández Amorypoesia Poemas de amor de Manuel Altolaguirre Poesía de amor de Claudio Rodríguez Poemas de amor de José Ángel Valente Poemas románticos de Dulce María Loynaz

 

 

Poemas de amor de Pedro Salinas Poemas de amor de José Ángel Buesa. Poemas románticos Poemas románticos de Manuel Altolaguirre Poemas de amor de Claudio Rodríguez Poemas de amor de Miguel Hernández Poemas de amor de Mario Benedetti

Poesías de amor de Gustavo Adolfo Bécquer

Nuevos poemas románticos recitados Poemas de amor para escuchar de Juan Gelman Selección de los mejores poemas de amor recibidos Poemas de amor de Jaime Sabines Poemas de amor de Pablo Neruda. Poemas románticos seleccionados. Poemas románticos originales, creados por el mismo autor Cuñas de publicidad y locución de spots.

 

Programas de radio de Como Un Torrente 

 

 

Página principal Poemas recibidos. Año 2006 Poemas de amor de Federico García  Lorca Poemas de amor de Pablo Neruda Poemas de amor de Bécquer Poemas de amor de Juan Ramón Jiménez  Mis poemas. Año 2004 Información Emisoras de  radio

 

http://www.locutortv.es  y http://www.locutortv.com

Búsqueda personalizada