Poemas de amor de Pedro Salinas
Poesías románticas  de Juan Gelman Poesías románticas de Federico García Lorca   Poesías románticas de Pablo Neruda   Poesías románticas de José Ángel Buesa     Poesías de amor de Juan Ramón Jiménez

Poesías románticas  de Jaime Sabines Poemas de amor. Mario Benedetti Poemas de amor. Pedro Salinas Poemas de amor de Miguel Hernández Poemas de amor de Manuel Altolaguirre Poesía de amor de Claudio Rodríguez Poemas de amor de José Ángel Valente Poemas románticos de Dulce María Loynaz

 

 

Poemas de amor de Pedro Salinas. Haz clic en las imágenes para escuchar los poemas

Selección de los mejores poemas para enamorar de Pedro Salinas. Poesía para escuchar y soñar.  Escucha las palabras románticas del poeta Pedro Salinas y sus poemas de amor.  Poemas románticos para escuchar y sentir. Poemas con voz de Pedro Salinas. Selección de poemas románticos de Pedro Salinas.

Selección de poemas de amor de Pedro Salinas con voz, para escuchar.

Amorypoesia es una selección de los mejores poemas de amor de todos los tiempos.  Escucha tus poemas románticos favoritos de Pedro Salinas, de Federico García Lorca, de Miguel Hernández, poemas de amor con voz para escuchar y sentir.

 Si te gustaría escuchar algún otro poema de amor puedes pedirlo a Escena Digital Locutores :  comountorrente@ya.com

Anoche

Anoche se me ha perdido
en la arena de la playa
un recuerdo
dorado, viejo y menudo
como un granito de arena.
¡Paciencia! La noche es corta.
Iré a buscarlo mañana...
Pero tengo miedo de esos
remolinos nocherniegos
que se llevan en su grupa
—¡Dios sabe adónde!— la arena
menudita de la playa.

Pedro Salinas

 

Anoche

 

Razón de amor

 

Si te quiero.

 

Pensar en ti

 

El Poema

 

 
  La voz a ti debida

 

 

 

Poemas románticos de Pedro Salinas. Haz clic en las imágenes para escuchar los poemas

Razón de amor


Versos 54 a 90


¿Serás, amor un largo adiós que no se acaba?
Vivir, desde el principio, es separarse.
En el primer encuentro
con la luz, con los labios,
el corazón percibe la congoja
de tener que estar ciego y solo un día.
Amor es el retraso milagroso
de su término mismo;
es prolongar el hecho mágico
de que uno y uno sean dos, en contra
de la primer condena de la vida.
Con los besos,
con la pena y el pecho se conquistan
en afanosas lides, entre gozos
parecidos a juegos,
días, tierras, espacios fabulosos,
a la gran disyunción que está esperando,
hermana de la muerte o muerte misma.
Cada beso perfecto aparta el tiempo,
le echa hacia atrás, ensancha el mundo breve
donde puede besarse todavía.
Ni en el llegar, ni en el hallazgo
tiene el amor su cima:
es en la resistencia a separarse
en donde se le siente,
desnudo, altísimo, temblando.
Y la separación no es el momento
cuando brazos, o voces,
se despiden con señas materiales:
es de antes, de después.
Si se estrechan las manos, si se abraza,
nunca es para apartarse,
es porque el alma ciegamente siente
que la forma posible de estar juntos
es una despedida larga, clara.
Y que lo más seguro es el adiós.

Poema de amor de Pedro Salinas 

 

La voz a ti debida. Ayer

 

Versos 1290 a 1316

Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más.
El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada
ya, para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.

Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no
—¿adónde se me ha escapado?—.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.

 

Poema de amor de Pedro Salinas

 

 

 

Pensar en ti

 

Versos 1104 a 1121
¡Cómo me dejas que te piense!
Pensar en ti no lo hago solo, yo.
Pensar en ti es tenerte,
como el desnudo cuerpo ante  los besos,
toda ante mí, entregada.
Siento cómo te das a mi memoria,
cómo te rindes al pensar ardiente,
tu gran consentimiento en la distancia.
Y más que consentir, más que entregarte,
me ayudas, vienes hasta mí, me enseñas
recuerdos en escorzo, me haces señas
con las delicias, vivas, del pasado,
invitándome.
Me dices desde allá
que hagamos lo que quiero
—unirnos— al pensarte.
Y entramos por el beso que me abres,
y pensamos en ti, los dos, yo solo.
 

Pedro Salinas, poemas de amor.

 

 

 

 

Razón de amor

 

 
 

La voz a ti debida. Ayer

 

 
 

Pensar en ti

 

 
 
 
   

  

 

Poesía romántica de Pedro Salinas .  Haz clic en las imágenes para escuchar las poesías

El Poema

 

Y ahora, aquí está frente a mí.
Tantas luchas que ha costado,
tantos afanes en vela,
tantos bordes de fracaso
junto a este esplendor sereno
ya son nada, se olvidaron.
Él queda, y en él, el mundo,
la rosa, la piedra, el pájaro,
aquéllos , los del principio,
de este final asombrados.
¡Tan claros que se veían,
y aún se podía aclararlos!
Están mejor; una luz
que el sol no sabe, unos rayos
los iluminan, sin noche,
para siempre revelados.
Las claridades de ahora
lucen más que las de mayo.
Si allí estaban, ahora aquí;
a más transparencia alzados.
¡Qué naturales parecen,
qué sencillo el gran milagro!
En esta luz del poema,
todo,
desde el más nocturno beso
al cenital esplendor,
todo está mucho más claro.

 

Poemas de amor de Pedro Salinas

 

Pedro Salinas: Tú

 


no las puedes besar.
Las beso yo por ti.
Saben; tienen sabor
a los zumos del mundo.
¡Qué gusto negro y denso
a tierra, a sol, a mar!
Se quedan un momento
en el beso, indecisas
entre tu carne fría
y mis labios; por fin
las arranco. Y no sé
si es que eran para mí.
Porque yo no sé nada.
¿Son estrellas, son signos,
son condenas o auroras?
Ni en mirar ni en besar
aprendí lo que eran.
Lo que quieren se queda
allá atrás, todo incógnito.
y su nombre también.
(Si las llamara lágrimas,
nadie me entendería.)

TÚ no las puedes ver
Tú no las puedes ver;
yo, sí.
Claras, redondas, tibias.
Despacio
se van a su destino;
despacio, por marcharse
más tarde de tu carne.
Se van a nada; son
eso no más, su curso.
y una huella, a lo largo,
que se borra en seguida.
¿Astros?

 

Pedro Salinas, poemas de amor

 

 

 

 

 

Pedro Salinas. Si te quiero.

Si te quiero, no es porque te lo digo :
es porque me lo digo y me lo dicen.
El decírtelo à tí ¡ qué poco importa
a esa pura verdad que es en su fondo
quererte ! Me lo digo,
y es como un despertar de un no decirlo,
como un nacer desnudo,
el decirlo yo solo, sin designio
de que lo sepa nadie, tú siquiera. Me lo dicen
el cielo y los papeles tan en blanco,
las músicas casuales que se encuentran al abrir los secretos de la noche.
Si me miro en espejos
no es mi faz lo que veo, es un querer.
El mundo,
según lo voy atravesando,
que te quiero me dice,
a gritos o en susurros.
Y algunas veces te lo digo a ti,
pero nunca sabrás que ese "te quiero"
sólo signo es, final, y prenda mínima;
ola, mensaje — roto al cabo,
en son, en blanca espuma —
del gran querer callado, mar total.

Otros poemas de amor de Salinas

 

 

 

 

Pedro Salinas: Tú

 

 
 

El Poema

 

 
 

Pedro Salinas. Si te quiero.

 

 
 
 
   

 


 

Razón de amor

Pensar en ti Anoche Si te quiero.

El Poema

 

La voz a ti debida
Pedro Salinas

 

Pedro Salinas Pedro Salinas Pedro Salinas

 

Pedro Salinas Pedro Salinas Pedro Salinas

 

 

Escena Digital Producciones

Producciones para radio, televisión y productoras publicitarias         

Dirección General: Jesús Ángel Morato. Teléfono : + 34 666 93 18 29     Administración: Luisa Prado. Teléfono : + 34 670 90 95 51 Estudios  de grabación en Madrid, Barcelona, Alicante, Málaga, Zamora, Lugo, , Marbella, Sevilla, Cádiz, Ciudad Real, Segovia, Girona, Gijón  (España) y  Londres (Inglaterra) 
Poesías románticas  de Jaime Sabines Poemas de amor. Mario Benedetti Poemas de amor. Pedro Salinas Poemas de amor de Miguel Hernández Amorypoesia Poemas de amor de Manuel Altolaguirre Poesía de amor de Claudio Rodríguez Poemas de amor de José Ángel Valente Poemas románticos de Dulce María Loynaz

 

 

Escena Digital locutores  S.L.  Nif  B84656313  . Tomo  22816 - Folio  96 - Sección 8 - Hoja  M 408424 . Copyright  © 2006